martes, 15 de mayo de 2007

Gunnar Ekelöf

Aquí estoy de nuevo. Sé que me echabais de menos como a un ruido escasamente molesto que, olvidado, suena de fondo y de repente desaparece. Es decir, más bien poco.

Suena en este instante el primer disco de DUT. Grandes.

Pero vamos a la entrada, perteneciente al grupo "Poetas de países donde hablan raro" (segunda entrega). Toca un sueco. Apovecho para lanzar al aire una de esas dudas que siempre he mantenido: ¿Por qué (casi) todo lo que viene de Suecia es tan bueno? Da comienzo así la serie "Hail to Sweden!!!", que para evitar lagunas imperdonables, se prolongará sin periodicidad asignada, permitiendo entradas ajenas a sí misma de forma intercalada. ¿A que no parece que me esté inventando la serie sobre la marcha? Pues sí.


Gunnar Ekelöf (Estocolmo, 15 de septiembre de 1907 - Sigtuna, 16 de marzo de 1968)

Poeta sueco considerado el más importante del país en el s. XX. También es destacado por su labor como traductor, sobre todo de poesía francesa, en especial, Mallarmé, Baudelaire, Desnos.

Siguió cursos en la Escuela de Estudios Orientales de Londres y en la Universidad de Uppsala. En 1932 publicó “Tarde en la tierra”, escrito en París y que, parece ser, fue recibido por la crítica sueca con ironía, para acabar por convertirse en uno de los textos fundamentales del s. XX para la poesía de aquel país [la crítica literaria tiene estos rigores...].

Escribe después “Canción de transbordador” (1941), “Non serviam” (1945), “En otoño” (1951), “Banalidades” (1955), “Opus incertum” (1959), “Elegía de Mölna” (1960), “Una noche en Otocac” (1961), “Una noche junto al horizonte” (1930-1962) y la que se considera su obra maestra, la trilogía “Diván del príncipe de Emgión” (1965).

Miembro de la Academia Sueca desde el año 1958 hasta su muerte. Recibió, por su contribución literaria de alto nivel, el título de doctor honoris causa de la Universidad de Uppsala, también en el año 1958.
Las fuentes de inspiración más notorias en la obra de Ekelöf son Rimbaud, Edith Södergran y T.S. Eliot.
Uno lee, en traducción de Francisco J. Úriz (otro grande), la antología “Non Serviam”.

Del poemario “En otoño”:

LA PRUEBA DEL AGUA

Entonces me dije:
Los únicos poetas que me interesan
son los que llevan cuidadosamente
con manos nerviosas
un cuenco lleno de sangre
en el que ha caído una gota de leche
o un cuenco lleno de leche
en el que ha caído una gota de sangre…
Ahora ya he visto, ahora quiero ver
el firme asimiento de un cuenco lleno hasta los bordes
de agua de manantial


6 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

entonces yo me hago la sueca, como si no hubiera leído el post, vamos, porq a este hombre no le intereso. lo único q se me ha caído a la leche a mí han sido pilas alcalinas.

Asane dijo...

Joé, DUT. ¡Radical!
Lo de Ikea no es que sea bueno, es que como lo montas tú, no te queda más remedio una vez montado que fardar de lo bien que te ha quedado :P

Íñigo San Sebastián Barja dijo...

mJoder, yo leo el paso del interés por "la sangre" y "la leche" para acabar en un interés simple por el "agua de manantial" y me sigue pareciendo genial.

Ana,hacerse la sueca para forzar una aparición en el ranking del "Hail to Sweden!!!" ha sido un buen intento, pero no cuela ;)

Asane, majo:
1· Dile a M, corroborará que estuve a punto de borrar el post cuando me di cuenta de lo muy sueco de Ikea, y de que alguien (sugerí un sospechoso) haría la gracia. Menos mal que dije "casi" todo.
2· Si DUT son radicales, ahora escucho a Su Ta Gar, jaja. Pero DUT... soy ruidosamente peligroso, puede que el siguiente "Hail to Sweden!!!" se lo dedique al gran Tomas Lindberg, dios del grito (At the gates, Skitsystem, Disfear...todo a la vez).
Mañana, cuando el "Deutschesprache" me deje algo de tiempo...

Ana Muñoz dijo...

jo... me pillaste

Asane dijo...

Jop, pues me iba a meter con las albóndigas del Ikea :$ pero me quedaba muy largo.
Su Ta Gar mola más que DUT :)

Ana Muñoz dijo...

He estado buscando poemas de Gunnar Ekelöf en internete y sólo he dado con ése del diablo y dios.