domingo, 28 de octubre de 2007

Fanzine presentado y semana de descanso

Bueno, fanzine presentado.
He de decir que está muy guapo pese a que, fiel a la tradición papeleríl, la fe de erratas podría tener la misma extensión que el fanzine mismo. Del fin de semana, sin embargo y como siempre, más allá de actos y cenas literarias (que para eso nos sirve la poesía, hay que ser felices) me quedo con la gente. No me esperaba la presencia de un pequeño aragonés el viernes (¡qué grande eres!) ni la llegada de nuestro exiliado en Madrid, cuya última visita me pilló en Francia. Y los de siempre, pues como siempre; así da gusto (aunque se noten las ausencias forzadas...Soni cuídate, ¡copón!). A mí estas cosas me molan aunque no lo creáis.
Y lo que queda hasta el domingo que viene, en tierras extremeñas (tengo unas vacaciones extrañas); así que ya adelanto que "El último mosquito" va a atravesar una época de ostracismo. A ver si puedo quedar con la gente del mundo zafrense, que ya hace tiempo:


Además, en mi retorno laboral, el mismo lunes, tendré que coger el coche y hacer tres jornadas por las tierras de Lluseplluis. Mundo futuro... en el que no voy a pensar por el momento.
Y nada más, ya hablaremos, titanes.

2 comentarios:

Sonia dijo...

El catarro va mejor.
Siempre me pasa igual, me jode el fin de semana y mejora al llegar el lunes.
Me alegro de que la presentación fuera bien.
Un beso fuerte, Iñigorn!

Nacho Escuín dijo...

ahí estamos, titán